Cicloturismo y vías verdes slide 0 Cicloturismo y vías verdes slide 0

Cicloturismo y vías verdes

El placer de saborear la ruta a tu ritmo

Fotógrafo Álvaro Sanz

Se alza el telón y aparece una tierra de paisajes naturales magníficos, con ciclistas aquí y allá disfrutando de la sensación de libertad de la Costa Brava y del Pirineo de Girona. Rodando sin prisas, con seguridad, descubriendo en cada pedalada un territorio singular que parece diseñado para ser disfrutado en bicicleta. El protagonista de esta historia, por cierto, también puedes ser tú.

Pedalear por las vías verdes es una de las escapadas preferidas de la gente de Girona y de los que vienen a deleitarse con el cicloturismo en estado puro. Son más de 160 km de suaves desniveles que transcurren por antiguas vías ferroviarias, ideales para conectar con los paisajes naturales y la treintena de pueblos que se encuentran por el camino sin preocuparse de otros vehículos. Por eso siempre te cruzarás con familias, grupos de amigos o ciclistas solitarios que disfrutan de las vías verdes en bicicleta, corriendo o caminando.

La emblemática ruta Pirinexus te invita a ir un poco más allá; integra muchos tramos de vías verdes con otras vías ciclables —algunas más exigentes físicamente—, en un itinerario circular de más de 350 km que une las comarcas gerundenses con el Vallespir y el Rosselló.

Recuerda, además, que tus escapadas en bicicleta serán aún más memorables si haces una buena parada para degustar la gastronomía local o si aprovechas para descubrir tesoros culturales que no se pueden ignorar. No dudes en dejarte asesorar y guiar por las empresas de servicios turísticos especializadas en ciclismo, que pueden diseñarte una ruta a medida y ofrecerte todo lo que necesites (alojamiento, restaurantes, alquiler, traslados, talleres, etc.).

Se alza el telón y aparece una tierra de paisajes naturales magníficos, con ciclistas aquí y allá disfrutando de la sensación de libertad de la Costa Brava y del Pirineo de Girona. Rodando sin prisas, con seguridad, descubriendo en cada pedalada un territorio singular que parece diseñado para ser disfrutado en bicicleta. El protagonista de esta historia, por cierto, también puedes ser tú.

Pedalear por las vías verdes es una de las escapadas preferidas de la gente de Girona y de los que vienen a deleitarse con el cicloturismo en estado puro. Son más de 160 km de suaves desniveles que transcurren por antiguas vías ferroviarias, ideales para conectar con los paisajes naturales y la treintena de pueblos que se encuentran por el camino sin preocuparse de otros vehículos. Por eso siempre te cruzarás con familias, grupos de amigos o ciclistas solitarios que disfrutan de las vías verdes en bicicleta, corriendo o caminando.

La emblemática ruta Pirinexus te invita a ir un poco más allá; integra muchos tramos de vías verdes con otras vías ciclables —algunas más exigentes físicamente—, en un itinerario circular de más de 350 km que une las comarcas gerundenses con el Vallespir y el Rosselló.

Recuerda, además, que tus escapadas en bicicleta serán aún más memorables si haces una buena parada para degustar la gastronomía local o si aprovechas para descubrir tesoros culturales que no se pueden ignorar. No dudes en dejarte asesorar y guiar por las empresas de servicios turísticos especializadas en ciclismo, que pueden diseñarte una ruta a medida y ofrecerte todo lo que necesites (alojamiento, restaurantes, alquiler, traslados, talleres, etc.).

¡Vive las Vías Verdes de Girona en familia!

Ebooks Cicloturismo y vías verdes

Skip to content